Es indudable también que el combate a la pobreza y la disminución de la inequidad social son elementos que debemos enfrentar. No hay sociedad sana donde unos son tan ricos que pueden comprar a otros y otros son tan pobres que tienen que venderse.

La violencia, la drogadicción y la ruptura de la ley deben ser prevenidos y castigados. El combate contra estos flagelos debemos hacerlo en todos los frentes; en la familia, en la escuela, en los centros de trabajo, en los lugares recreativos, en las iglesias, en cada rincón de nuestras comunidades, debemos recuperar los valores y hacerlos parte de nuestra vida diaria.

Los retos que nos depara el futuro pueden ser grandes, pero estoy seguro que las oportunidades que tenemos son muy superiores a ellos. Guanajuato siempre ha sido tierra de conspiradores, debemos conspirar para hacer de esta tierra un lugar donde los sueños se hagan realidad y donde la felicidad no sea una utopía.

Gobernar es entender el entorno y actuar en beneficio de todos. Este gobierno se ha preocupado por ser incluyente y participativo, transparente y de cara a la sociedad. Así lo hemos hecho durante cinco años y así lo haremos en lo que resta de camino.

Este año celebramos el Cuarto Centenario de la publicación de la novela del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, obra fundacional de la lengua española y uno de los grandes tesoros de sabiduría del género humano. En sus páginas hay una reflexión que quisiera tomar para comenzar el final de este mensaje. Dentro de sus enseñanzas el Quijote nos muestra que la vida sólo vale la pena si se lucha por un sueño, si se tiene un propósito para existir.

Al comienzo de mi intervención señalaba que las crisis sociales son un referente para entender nuestro época. Como el Quijote, sólo podremos superar esta etapa si luchamos contra nuestros fantasmas para surgir un nuevo significado social que nos permita enfrentar los nuevos derroteros.

La contienda hoy es por un mundo en el que todos tengamos oportunidad de ser felices y donde la discriminación sea abolida. Para ello debemos responder a la pregunta que hiciera el sociólogo francés Alain Tourine ¿Podremos vivir juntos? Nosotros estamos convencidos que sí, y para hacerlo hay que desterrar la injusticia y las inequidades, hay que darnos todos la oportunidad de cumplir nuestros sueños.

Esa es la lucha, una lucha que día a día deberemos enfrentar con ahínco y con decisión. En la medida en que busquemos nuestra realización y la de nuestros semejantes podremos decir que hemos cumplido.

Esta es una lucha que involucra a todos, campesinos, obreros, jóvenes, mujeres, iglesias, maestros, cooperativistas, medios de comunicación, jubilados, emprendedores, profesionistas, organismos de la sociedad civil, partidos políticos, sindicatos y adultos mayores, cámaras empresariales.

Somos los padres y los abuelos de otras generaciones, nos diría Octavio Paz, generaciones que a través de nosotros aprenderán el arte de la convivencia humana.

De ese tamaño es nuestra responsabilidad, de ese tamaño debe ser el esfuerzo de todos. El mundo que ayudemos a construir hoy será la base del futuro. No tenemos derecho a claudicar, por eso los invito a que redoblemos esfuerzos y que cada uno desde su respectivo frente de batalla aporte lo mejor de sí mismo.

Tengan la plena seguridad que el Gobernador dará su mejor esfuerzo hasta el último segundo de su mandato y que los frutos que cosechemos sean aquellos que hemos sembrado y prometido.

Gobernar es servir, servir a los demás para que podamos construir un espacio social donde el bien común y el bienestar sean las divisas. No bajemos los brazos, por el contrario cada día embistamos nuestros molinos de viento y alcancemos la tierra prometida, por Guanajuato y por nuestros hijos.

Que viva Guanajuato.

[1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15]

 
                     
           
                     

Coordinación General de Comunicación Social
Gobierno del Estado de Guanajuato